Archivos

Todas las entradas para el mes de 29 noviembre 2016

LA ANTIGUA TRADICION CELTA DEL ACEBO

Publicado 29 de noviembre de 2016 por Cosas de meiga

15253617_1851469995098997_8540143953511940331_n

El acebo es, en la magia celta, con el muérdago, la planta asociada a las fiestas del solsticio de invierno.

Los druidas defendían la idea de que atraía la buena suerte, la protección y la felicidad y por eso adornaban con las hojas de este arbusto sus hogares, sus instrumentos de trabajo y sus armas de guerra.

Colocaban pequeñas ramitas de acebo en los lugares por donde entraba o salía el aire, suponiendo y suponiendo bien que por ahí también entraban las energías destructivas de sus enemigos.

El lugar que elegían para colocar las ramas de acebo era las partes donde el hogar se abre hacia fuera, como las ventanas o las puertas, sobre todo las que se sitúan al sur.

En distintas partes de Europa se sigue conservando la costumbre de poner las ramitas de acebo atadas con una cita azul en los lugares indicados, y muy especial en las chimeneas. Se considera que esos son lugares muy accesibles para los espíritus maléficos.

Yo acabo de colocar las ramitas de acebo cortadas al amanecer, como manda la tradición, en una ventana que da al sur.

Es de las primeras cosas que suelo hacer cuando nos acercamos al solsticio de invierno.

Me gusta completar ese rincón con algunas velas rojas que enciendo en la noche del solsticio para darle fuerza, a la intención de que mi casa quede blindada contra enemigos tanto visibles, como invisibles, que de todo hay.

Y recuperar, de esta manera, la vieja costumbre celta de encender, en esa noche, hogueras y antorchas para marcar los limites y que ninguna maldad pueda traspasarlos

Al terminar las fiestas esas ramitas se queman, considerando que ya han cumplido con su misión.

Anuncios

ARIADNA Y LAS CUATRO LUNAS

Publicado 24 de noviembre de 2016 por Cosas de meiga

LAS CUATRO LUNAS…
Los Celtas pensaban que había cuatro lunas y que cada una de ellas estaba destinada, por su diosa Ariadna, a cumplir una misión diferente.
Se que esto de las lunas te atrae, pero no tienes muy claro como has de usarlas.
Voy a intentar explicartelo

creciente

LA MAGIA DE LA LUNA CRECIENTE

Los Druidas invocaban a Ariadna en esta Luna cuando necesitaban su apoyo para conseguir el crecimiento y desarrollo de las cosas que ya estaban iniciadas: las cosechas, las transacciones comerciales, la salud, el amor, la protección y la suerte.

Esta es la Luna para los rituales de suerte, dinero, negocios…

Si sabemos manejar los conceptos básicos, fortalece y aumenta el amor o la amistad. y realizar ceremonias de bodas.

En definitiva, todo lo que quieres que crezca y prospere has de iniciarlo en esta luna

En cuestiones de salud usamos esta luna para ayudar a los enfermos que tienen padecimientos crónicos, evitando que tengan crisis continuadas, para los que han de pasar algún proceso largo de terapias dolorosas, o sacar adelante a personas después de algún accidente.

nueva

LA MAGIA DE LA LUNA NUEVA

Durante los siete días en los que la Luna se ocultaba y desaparecía del cielo, los Celtas pensaban que Ariadna se renovaba y renacía de nuevo. Ése era el momento preciso para la toma de decisiones, iniciativas de toda índole, reforzar pactos, bautizar sus hijos o decidir con quién querían compartir sus vidas.

Seguimos cumpliendo esos preceptos en la actualidad:


En la Luna Nueva comenzamos a programar los proyectos. Tratamos de tener conversaciones con personas que puedan ayudarnos; o con las que no tenemos facilidad para conectar. Declaramos nuestro amor; -se dice que, en amor, todas iniciativas que se toman bajo esta luna funcionan mucho mejor.

Programamos citas en esas fechas; y en salud esta es la Luna para renovarse y por lo tanto para las ceremonias en las que intentamos darle un cambio de hábitos a las personas que están mal enfocadas o sin diagnostico porque los médicos no los encuentran, o tienen vicios y manías que perjudican su salud, como fumar, tomar substancias nocivas o comer desordenadamente.

menguante

LA MAGIA DE LA LUNA MENGUANTE

La Luna se va acercando a su Señor el Sol y mientras viaja hacia él va perdiendo fuerza, encerrándose en sí misma de tal manera, que todo aquello que se ponga bajo el amparo de su Diosa, disminuirá y se apagará con ella.

Por eso la tradición dice que esta es la Luna de la contramágia, la reversión, la muerte y la resurrección. En ella rompemos las ataduras, contrarrestamos los sortilegios, liberamos a las personas que están hechizadas o atadas, combatimos las adicciones y las maldiciones.

Todas los ritos que practicamos en Luna menguante, se utilizan para disminuir, anular o hacer desaparecer las cosas negativas de nuestra vida o de la vida de quienes acuden a nosotros.

Es la Luna de para rechazar el daño y limpiar nuestras casa o nuestra aura.

En salud utilizamos esta luna para hacer desaparecer secuelas de enfermedades, rechazar los daños que podrían estar ocasionados por agresiones de enemigos. Vencer y erradicar enfermedades infecciosas y detener la posibilidad de recaídas en enfermedades superadas.

llena

LA MAGIA DE LA LUNA LLENA

Los Celtas sabían que éste era el momento donde Ariadna cobraba más poder. Podían sentirla más cerca de ellos, en los bosques y en los montes, rodeada de lobos a los que encomendaba la protección de aquellos que se lo solicitaban, sobre todo de los niños, los ancianos y las mujeres embarazadas.

Pensaban que esa cercanía de la Diosa potenciaba de manera especial las relaciones entre ellos, el amor y sus hogares.

En Luna Llena los rituales los aplicamos para atraer el amor, potenciar el arte, la literatura, ganar en competencias, solicitar ayuda de gente poderosa , multiplicar las ganancias y engendrar hijos sanos.

Es, sobre todo, una Luna para atraer lo que todavía no se tiene. Para conseguir los sueños.

En Salud esta luna es la propicia para tratar todos los demás anímicos, las depresiones, las ansiedades, los miedos y la tímidez.

MIS PERFUMES MAGICOS

Publicado 9 de noviembre de 2016 por Cosas de meiga

perfumes-magicos

Los antiguos alquimistas estaban convencidos de que las plantas tienen alma y de que si se pudiera extraer el alma de las plantas a través de las flores, y elaborar con ellas algún filtro, algún elixir, serían capaces de trasmutar la materia.

Los alquimistas pensaban que algo prodigioso era lo que permitía a las plantas absorber la luz y convertirla en materia. Ningún ser vivo podía hacer ese milagro, ni esa función. Nadie. Sólo las flores conseguían evolucionar y acercarse a la perfección en su esencia.

Las formulas que trascendieron permiten elaborar esencias y aceites que contienen el alma de las plantas y que cambian el sentido de las situaciones, la suerte de las personas y abren hasta los caminos más cerrados, siempre que en su elaboración y su utilización se respeten las coordenadas astrológicas y los valores para los que fueron creadas.

Un perfume es un trabajo alquímico.

Y es cierto que las flores tienen alma. En ellas, como suponían los antiguos alquimistas, habitan unas deidades encargadas de dibujar sus colores y elaborar sus aromas.

Aromas distintos, únicos.

Y esos aromas son los que, con la luz y el aire marcan los solsticios, las estaciones y dependiendo de su composion, atraen anuestra vida suerte, salud, dinero, paz, amor, armonia…

Estos son los perfumes alquimicos que he elaborado para ti, segun las tradiciones de la magia celta, en mi laboratorio magico…

Espero que te gusten.

Si pinchas en este enlace los verás uno por uno, como son y lo que pueden aportar a tu vida.

http://www.cosasdemeiga.com/88-perfumes-magicos

Con todo mi cariño

LUNA CRECIENTE

Publicado 7 de noviembre de 2016 por Cosas de meiga

 

1978359_670604809668033_1894125708013073644_o-copia

La Luna de espaldas al Sol crece…

Esta a medio camino entre quien pretende ser su dueño y su propia esencia.

A medio camino.

Y esta es la Luna que, segun la magia celta,  lleva en su estela la esencia del amor, la suerte y el crecimiento personal.

Se inicia hoy.

Una vela blanca, encendida en la media noche, en honor a Ariadna, es como un timón en el aire que lleva tu pensamiento a donde daba ir.

Antes de encenderla tómala con las dos manos.

Acércala al medio de tu pecho, di el nombre de la persona a la que quieras hacerle llegar tu mensaje y en pocas palabras cuéntale lo que quieres hacerle saber.

Luego imagina.

Además de las palabras es importante darle a la diosa una imagen, un sueño de tu mente creado para que ella lo hagan realidad.

Recuerda, una media noche de Luna Creciente es un momento especial en la magia celta

Enciende esa vela, sueña y confía…