RITUAL DE LOS SOLSTICIOS Y EQUINOCIOS

Todas las entradas en la categoría RITUAL DE LOS SOLSTICIOS Y EQUINOCIOS

IMBOLC FIESTA CELTA DE LAS CANDELAS

Publicado 31 de enero de 2019 por Cosas de meiga

Fiesta de las Candelas

Esta es la primera fecha importante en el calendario Celta.

Es una fiesta en la que la diosa Dana, después del largo sueño del invierno, despierta suavemente, iluminando con su luz primera los senderos de todos los caminos de nuestro mundo.

En nuestra cultura esta es una fecha de inicio y la utilizamos para comenzar un asunto nuevo, cerrar viejas heridas, reconciliarnos con nosotros mismos o con las personas con las que tenemos diferencias y por supuesto, para los ritos de iniciación.

Hoy quiero contarte algo de esta festividad que me parece importante.

Este es el momento en que puedes bendecir las velas que han de ayudarte en los rituales y fiestas de todo el año.

Basta con que bendigas una de cada color y la reserves únicamente para prender con ella las que vas utilizando para hacer tus pequeños trabajos mágicos.

Te recuerdo que estas son las que debes preparar:

Blanca de Ariadna, diosa del hogar y la familia.

Roja de Morrigan, diosa de la fuerza.

Violeta de Aine, diosa de los pensamientos y las ideas.

Azul de Navia, Diosa de la suerte y la abundancia.

Verde de Deva, la Diosa del amor.

Marrón de Epona, la Diosa de la protección.

Naranja de Dana, la Diosa del éxito.

El día 2 de Febrero, en las primeras horas de la noche,  es el momento de bendecirlas.

Si tienes un poco de incienso o unas varillas préndelas como ofrenda.

Coloca las velas y enciéndelas en el orden que les corresponde según los días de la semana:

Blanca, Roja, Violeta, Azul, Verde, Marrón y Naranja

Cuando estén todas prendidas di la bendición:

BENDICIÓN DE LAS CANDELAS

“En este día y en esta hora pido a las Diosas en las que creo que bendigan estas candelas para que su luz sirva de puente entre las deidades y nosotros.

Infundidas por su poder  ellas disiparan las sombras de  nuestros caminos.

Su luz nos concederá el entendimiento, la fuerza, la voluntad, la salud, la suerte, el amor y la protección que necesitamos.

IMBOLC la Fiesta Celta de las CandelasPor el poder del aire, del fuego, del agua y de la tierra.

Con su fuerza, todo lo que ellas iluminen
 será bendecido en cualquier lugar y ocasión.”

La dejas unos pocos minutos, las apagas y las guardas.

Cuando, a lo largo del año, tengas que encender velones, o velas para cualquier trabajo mágico, has de encender primero la vela bendecida que le corresponde, la vela del mismo color de la que vas a usar y con ella la prendes.

Cualquier vela encendida con una vela consagrada se impregna de esa bendición.

Yo lo hago así.

La fiesta de IMBOLC es una fiesta maravillosa.

Aprovéchala.

Y como siempre, en los momentos en que los Dioses están más atentos a nosotros, como en este, les pido para todos vosotros lo mismo que para mi familia, porque de alguna manera vosotros también lo sois.

Que os cubran con su manto protector, os cuiden y os ayuden en cuanto necesitéis de ellos

¡!FELIZ FIESTA DE IMBOLC PARA TODOS!!

Anuncios

SOLSTICIO DE INVIERNO. FIESTA CELTA DE YULE

Publicado 21 de diciembre de 2018 por Cosas de meiga

Fiesta Celta de Yule

El Solsticio de invierno que comienza hoy, día 21 de Diciembre a las 23:30, es, en el calendario Celta, la fiesta de Yule.

Este es el día más corto del año y la noche más larga y el momento en el que el Sol empieza su recuperación después de un largo letargo. Y con él, a través de él, la naturaleza entera inicia con lentitud, pero con firmeza, el camino para alcanzar tres meses más tarde, las formas, los colores y la plenitud que le corresponden.

En la cultura celta, llamamos a esta estación el tiempo del agua, porque es el momento en que la diosa Deva la almacena en las entrañas de la tierra, para nutrir con ella sus ríos, sus fuentes y todos los espacios que la necesiten.
Deva, la diosa de la Atalaya del Oeste, es la diosa del solsticio de invierno.

Para celebrarlo, para darle la bienvenida a esta nueva época, podrías hacer un pequeño altar con los colores del invierno y de su diosa.

LOS ELEMENTOS BÁSICOS PARA UN ALTAR DE YULE

Velas del Color del Sol, amarillas, naranjas y doradas y velas verdes para simbolizar en ellas a la diosa del invierno, Deva.
Ramitas de acebo, la planta mágica de los Druidas.

Ramitas de abeto, uno de los árboles sagrados de los Celtas.
Piñas, las frutas de los pinos.

Un cáliz o un vaso con agua para simbolizar el Elemento del Agua.

Y tu intención, tus ganas, tu imaginación…

Simplemente, una copa con agua rodeada de hojas de pino o de abeto y una vela verde, que has de colocar detrás de ella, es ya un altar para el solsticio de invierno.

No hace falta que lo prepares hoy, tienes varios días para hacerlo.

Cuando lo tengas, prende la vela y pronuncia el conjuro del solsticio.

“El invierno comienza y con él, el lento camino de la recuperación del Sol hacia la vida y la fuerza.

Como el Sol y la naturaleza nosotros también renacemos, dejando atrás las heridas, el dolor y las preocupaciones.

Somos parte de la Tierra, del Aire, del Fuego y del Agua.
Y por los cuatro elementos y por los Dioses que los gobiernan, iniciamos con el Sol, el transito hacia la renovación y la esperanza”.

La costumbre es dejar ese altar preparado durante unos días, hasta después del año nuevo, en que ya debes deshacerlo.
Mientras en un rincón de tu casa este ese altar, acércate a él cada mañana y repite el conjuro.

¡!FELIZ INVIERNO PARA TODOS LOS MIEMBROS DE ESTE AQUELARRE MÁGICO!!

Que mi diosa Deva os de la capacidad de amar y ser amado y os conceda el don de ser, como la naturaleza, nueva y mejor cada día.

¡!FELIZ FIESTA DE YULE PARA TODOS!!

RITUAL DEL EQUINOCCIO DE OTOÑO, FIESTA DE MABÓN

Publicado 20 de septiembre de 2018 por Cosas de meiga

Ritual de Otoño Celta

(PARA PETICIONES DE TRABAJO Y ECONOMÍA)

El momento en el que Dana, la diosa del Sol, reparte su luz por igual en los dos hemisferios, emparejando la duración de los días y las noches, se le llama equinoccio.

Y se dice que ese tiempo, es un tiempo de equilibrio en la esfera del cielo, en el que las diosas están más cercanas y más atentas a las necesidades de los seres humanos.

Siguiendo los pasos de nuestros ancestros, el próximo día 23 de septiembre, encenderemos los altares para celebrar el Equinoccio de Otoño y en ellos haremos las ofrendas y pediremos a Epona, la diosa del otoño, su protección y su amparo para que nunca nos falten las cosas más esenciales.

Hay muchos rituales para celebrar este Equinoccio de otoño, que en nuestra cultura se llama fiesta de Mabón, pero hemos tratado de hacer uno sencillo para que puedas realizar sin ninguna dificultad.

Piensa que si haces este pequeño altar en algún rincón de tu casa con estos materiales facilísimos de conseguir, la economía y el trabajo no van a faltarte.

NECESITAS:

Hojas secas recogidas en un parque o un bosque. Esas hojas representan el final de una estación, de una etapa.
Ramas pequeñas de árboles de hojas perennes, como el pino o el abeto, que son el símbolo de la continuidad y lo permanente, para adornar el altar.

Manzanas, el fruto de la suerte que se comparte luego.

Velas del color de esta estación como amarillas o naranjas, rojas y marrones.

Un recipiente para quemar carbón.

Carbón e incienso.

Un recipiente que resista fuego para hacer la hoguera de las hojas secas.

Si tienes esencia de alguna planta sagrada, como romero, o si no es así, alcohol para humedecer las hojas en el quemador.

PREPARACIÓN:

Coloca las velas a tu gusto, tal como está indicado en la imagen. Adorna el altar con piedras y las ramitas de los arboles perennes.

Pon el carbón prendido en el recipiente que hayas elegido para este ritual.

Coloca las hojas secas en el quemador rociadas con la esencia o el alcohol.

RITUAL:

Enciende las velas muy despacio con una cerilla de madera y di estas palabras:

“Que la Luz de estas candelas iluminen este lugar y a las personas que lo habitamos y que se alejen de nosotros los seres que crecen y se mueven en las tinieblas”.

Echa una pizca de incienso al carbón y di estas palabras:

“Este incienso bendecido ascienda a lo más alto y descienda sobre mí y los míos la bendición de los Dioses”.

Prender las hojas y cuando el fuego este alto decir:

“En el poder de las deidades más poderosas confío, ofrezco y encomiendo el fuego de esta hoguera. Solicito que se me conceda la energía suficiente, la fuerza necesaria para continuar mi lucha diaria, vencer a los obstáculos, derrotar a mis enemigos y tener suerte, prosperidad y abundancia”.

Si pudieras dejar ese altar en tu casa durante unos días y prender las velas de vez en cuando, sería fantástico.

Luego, seis o siete días después, las velas se dejan consumir por completo y el altar se deshace.

Los restos se pueden desechar. Solo se guarda una ramita del árbol perenne que hayas usado para colocar cerca de la puerta de entrada.

Las manzanas se parten en trozos y la tradición dice que se deben tomar entre las personas que se relacionan afectivamente.

COMO SIEMPRE, COMO EN CADA TIEMPO Y OCASIÓN, MIS PENSAMIENTOS, MIS DESEOS Y MIS PETICIONES, SERÁN PARA MI GENTE.

Y TU ERES, DESDE HACE YA ALGÚN TIEMPO PARTE DE MI GENTE.

¡!FELIZ ENTRADA AL EQUINOCCIO DE OTOÑO!!

¡!FELIZ FIESTA DE MABÓN!!

SOLSTICIO DE VERANO, LA NOCHE DEL FUEGO

Publicado 22 de junio de 2018 por Cosas de meiga

(Fiesta celta de Litha)

En la cultura Celta, las hogueras encendidas, son el símbolo de la Diosa Dana, la diosa del Sol, de la Fuerza, de la Vida y del Éxito.

Tienen, como fin, invocar a esa importante deidad y solicitar su ayuda para conseguir un doble propósito, protegernos de las agresiones de nuestros enemigos, y atraer la suerte, la salud y la prosperidad.

Los rituales de esa noche giran, por lo tanto, alrededor del Fuego y son muy amplios. En ellos se combina la influencia de la Diosa del Sol, que es sin duda la protagonista del Solsticio, con la de la Diosa de la Luna y otras deidades. Como la diosa del Agua o la de la Tierra.

Pero si no puedes hacer rituales completos, para celebrar esta fiesta y quieres unirte a ella, debes encender en algún rincón de tu casa una lumbre pequeña con un puñado de hierbas de la diosa, humedecidas con alcohol.

Por ejemplo, unas hojas de laurel, que son fáciles de conseguir, son un buen recurso y para completar, aunque no es imprescindible, es bueno echar una pizca de incienso al fuego.

Cuando la hoguera este bien prendida has de dirigirte a Dana con estas palabras

“Te invoco, Dana, mi Diosa del Fuego, para que me protejas, a mí a los míos de todo mal”

Pero tal vez la tradición más interesante y la que yo no me salto nunca, es la de colocar a la intemperie las hierbas sagradas, en un recipiente con agua, para que la familia se lave a la mañana siguiente con ellas, limpiándose así de todo lo malo y abriendo los caminos para el éxito y la buena fortuna.

Te recuerdo que dentro de las muchas plantas que puedes usar para este fin, las más importantes son el romero, la albahaca y la hierba buena.

No dejes pasar la ocasión de integrarte, una vez más, en nuestro universo, en el universo de la magia Celta.

¡!Feliz fiesta de Litha para los que me acompañáis en este espacio!!
¡!Feliz solsticio de verano para todos!!

PARA ABRIR LOS CAMINOS DEL EXITO Y ATRAER LA SUERTE RITUAL DEL SOLSTICIO DE VERANO 2018

Publicado 6 de junio de 2018 por Cosas de meiga

 

En la noche del 21 al 22 de junio comienza el Solsticio de verano, una de la fiesta más importante del calendario Celta.
El solsticio no es un solo dia, es toda una época y por eso hace algunos años hemos decido que las fiestas celtas y sus celebraciones coincidan con las de otras culturas, trasladando, en este caso, nuestras celebraciones a la noche del 23 al 24.

La leyenda cuenta que los Druidas centraban las ceremonias y los ritos de esos días en torno a Dana, la Diosa Celta del Sol, en todo lo que ella significa y en todo cuanto de ella se deriva: El Calor, la Luz, la Energía..la Vida.

Este año el solsticio se inicia con la Luna Creciente y esa una fantástica configuración planetaria para hacer las peticiones de apertura de caminos hacia el éxito, el crecimiento tanto económico, como laboral, personal o afectivo.

Podemos usar también la ceremonia del solsticio para pedir la salud, la fuerza y la energía para alguna persona enferma que lo necesite.

Hemos preparado un ritual dedicado a nuestra Diosa Dana, para que me acompañes a celebrar esta fiesta y aun a distancia puedas unirte en la noche del 23 de Junio a la nuestra.

Es uno de los rituales que yo recomiendo siempre para conseguir que la diosa del sol y del éxito atienda a tus necesidades y peticiones.

EN EL RITUAL TIENES.

El amuleto de las brujas celtas montado sobre cornalina una de las piedras favoritas de la diosa, ritualizado en nuestro altar.

El Velón rojo, consagrado, que representa la energía solar de la Diosa.

La mezcla de hierbas para el baño purificador del solsticio.

La mezcla de hierbas para hacer la hoguera en ofrenda de la Diosa.
Un recipiente para hacer esa ofrenda.

Las esencias para rociar con ellas la hierbas antes de prenderlas.

Cristales del color naranja, el preferido de Dana, para cubrir las peticiones.

Lo he preparado todo respetando las normas de la vieja religión, con las hierbas, las esencias, los inciensos favoritos de la diosa.

Puedes conseguirlo en mi tienda si sigues este enlace:

https://www.cosasdemeiga.com/home/1460-ritual-del-solsticio-de-verano-2018.html

OSTARA, FIESTA CELTA DE LA PRIMAVERA

Publicado 19 de marzo de 2018 por Cosas de meiga

El dia 20 de marzo a las 17,15 se inicia, oficialmente, el equinoccio de primavera.

La fiesta de Ostara, como llamaban a esta estación del año los antiguos celtas, esta íntimamente unida al del símbolo del laberinto.

Después de los duros días del invierno, del frio y las tempestades, el laberinto significa salida, apertura de nuevos caminos, cambios y renacimiento.

Los Druidas dibujaban en la tierra geometrías mágicas, sobre todo las espirales y las delimitaban con conchas, plantas y frutos.

Podemos aprovechar esta fiesta para cambiar las cosas negativas de nuestra vida, creando un laberinto que debemos mantener en nuestros hogares durante los primeros días del equinoccio.

Con él, vamos a convocar a los Dioses, sobre todo a la diosa que gobierna esta estación, la Diosa Navia, la Diosa Celta de la prosperidad y la abundancia.

Es muy sencillo crear un laberinto tal y como los celtas lo hacían.

Necesitas:

Una bandeja.

Sal verde que represente la naturaleza (En cualquier establecimiento de productos de baño la tienes).

Hojas recientes de las que acaban de nacer, las mejores son las de los frutales.

Nueve lamparillas de color verde y tres o cuatro rojas para colocar en el laberinto.

Runas que tú mismo puedes hacer con cantos rodados y tinta (Esto no es imprescindible).

Incienso en varillas de aromas florales.

Y conchas de distintos estilos.

Se coloca la sal sobre la bandeja, con el índice de la mano derecha se marca en ella la forma de la espiral.

Librando el centro has de ir colocando las hojas, las conchas y las velas como tu intuición te dicte.

Finalmente prende las lamparillas y las varillas de incienso y cuando el humo comience a ascender debes decir el conjuro de la diosa navia.

“Mi Diosa, tras los fríos vientos y los temporales del invierno, tu aliento poderoso renueva la vida a cada paso. Reverdecen los pastos, brotan las flores, despierta la vida. Mágica Diosa del renacer, bajo la caricia de tu mano, los elementos todos se despiertan de un largo sopor.

Somos parte del milagro y nos ponemos bajo tu amparo para que hagas renacer en nuestro interior, la energía que trae a la naturaleza la estación de la renovación de la vida”.

Deja todo encendido más o menos un minuto, luego lo apagas y colocas la bandeja en un rincón de la casa.

Tres días después, en este caso el viernes, último día de esta celebración, se prenden las velas y se dejan quemar por completo, se recogen las conchas y las runas en un pequeño recipiente abierto y se dejan en algún lugar para que siga propiciando la suerte.

Luego en un jarro con agua se echa la sal y cuando este disuelta se tira de manera natural por agua corriente.

No es nada complicado y este pequeño ritual puede cambiar tu suerte.

EL BAÑO CELTA DEL SOLSTICIO DE INVIERNO

Publicado 22 de diciembre de 2017 por Cosas de meiga

Las mujeres Celtas al anochecer de alguno de los días del Solsticio, cubrían sus cuerpos de hojas, ramas y flores de invierno, buscaban un remanso de algún río, o un lugar de aguas quietas y se bañaban en él.

Cuenta la leyenda que el hielo se derretía y las aguas se templaban en lugar donde ellas cumplían con ese rito.

Lentamente iban despojándose de las ramas y las flores como de un vestido indeseado, simbolizando en ese gesto el desprendimiento de todo lo malo, la renovación de su fuerza y el afianzamiento de sus poderes.

Cuando finalizaban, al salir, se envolvían en los lienzos blancos que es el color de las ceremonias druidas.

Hace años, las nuevas generaciones hemos recuperado esa tradición, pero dentro de las mismas casas, adaptándola a los nuevos tiempos.

Este es el ritual celta del baño del solsticio de invierno…

Puedes hacerlo un día cualquiera de este inicio de otoño, hasta que termine este mes, así que muchas personas lo guardan para el último día del año, el 31 de diciembre.

Necesitas una prenda vieja de la que te quieras desprender.
Una nueva que no hayas estrenado aún, de color blanco si es posible.
Pétalos de flores.
Sal gruesa.
Una vela blanca.

En los tiempos en los que el agua es un bien escaso hemos de tenerlo en cuenta, así que no hace falta llenar la bañera, basta con poner el agua suficiente que nos permita mojar, ayudándonos con las manos, todo el cuerpo.

Echa un puñado de sal y los pétalos de flores al agua.

Vístete con la prenda vieja, coloca a mano, la prenda nueva.

Prende la vela blanca, de manera que la tengas frente a los ojos cuando estés dentro del agua.

Quítate muy despacio la prenda vieja y visualiza mientras lo haces como si estuvieras desprendiéndote de una piel oscura, sucia. Con ese gesto dejas fuera todo la que ha estado agobiando tu año. Tírala con fuerza al suelo.

Métete en el agua y sigue imaginando situaciones que quieras vivir, secuencias, conversaciones, paisajes. Es bueno que antes hayas buscado ya aquellas cosas que quieres pensar.

Cuando estés relajada, sal de la bañera, sécate con una toalla, si pudiera ser mejor sin estrenar y vístete con la prenda nueva.

Hazlo muy lentamente, como si estuvieras poniendo sobre tu piel, otra piel, luminosa, suave y perfecta.

Retira las hojas de flores y vacía la bañera.

Mira como el agua se va y con ella imagina que se va todo lo malo que había en ti, todo lo que estaba cortando tus caminos y las cosas o las situaciones que frenan de tu vida.

Como hacían las mujeres Celtas. Como ellas, con la misma confianza y la misma fe.

La ilustración es de Ali Kasapoglu.