PÉNDULO DE OBSIDIANA NEGRA, PARA LIBRAR A LAS PERSONAS Y A LOS LUGARES DE MALAS VIBRACIONES

Publicado 7 de abril de 2021 por Cosas de meiga

Hemos hablado de muchas cosas en este rinconcito pero no sé si te conté alguna vez mi fascinación por los péndulos. Para mí son magia en estado puro porque canalizan tu propia energía, tus capacidades intuitivas y premonitorias, además de las fuerzas exteriores.

Hoy quiero contarte algo que sé que te va a interesar: como limpiar a las personas y también los lugares por los que transcurre nuestra vida, cuando intuimos que pueden estás invadidos por malas vibraciones. 

Cuando no puedo quemar hierbas o prender inciensos, ni tengo a mano las esencias precisas para aplicar las fórmulas más tradicionales para esa limpieza, suelo utilizar un péndulo de obsidiana negra.

La verdad es que adoro esa piedra.

El péndulo de obsidiana negra es un instrumento muy fuerte para alejar la maldad que altera los lugares y por supuesto a las personas.

La manera de utilizarlo para librar a alguien de la maldad que le envían los enemigos y blindarla durante un tiempo es muy sencilla: Debes ponerte frente a ella, pedirle que adelante las manos con las palmas hacia arriba como formando un cuenco en el que va a recoger la energía positiva que le llegará a través del péndulo.

Has de sostener el péndulo sobre la unión de las manos y visualizar una luz que emana de él, como si el péndulo tuviera luz propia.

Si el péndulo no su mueve o simplemente oscila de un lado a otro, es muy buena señal, esa persona no tiene nada malo, pero si gira marcando círculos y cada vez va más deprisa es que está combatiendo lo negativo que perjudica a esa persona, así de sencillo.

Igualmente con los lugares, debes recorre los distintos espacios de una casa, local o terreno, deteniéndote unos instantes en cada uno de ellos. Y de la misma forma, si oscila o no se mueve, ese lugar está limpio. Si marca círculos ha encontrado algo que combatir.

Cuando no lo estés usando déjalo descansar en algún lugar de la casa envuelto en un pañuelo blanco.

Y límpialo, cuando lo hayas usado varias veces, metiéndolo en agua con sal o agua de mar y poniéndolo en el exterior en luna llena.

Las manos de la foto son de mi secretaria, Cristina, que me las prestó para que pudieras ver como se utiliza el péndulo de Obsidiana. Con ella, evidentemente, ni se movió.

Estos son los péndulos con los que yo trabajo, los tienes en este enlace:

https://cosasdemeiga.com/instrumentos-de-la-magia/881-contra-magia-negra-pendulo-de-la-diosa-epona.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: