LA TRADICION CELTA DE “O LUME NOVO”

Publicado 24 de diciembre de 2012 por Cosas de meiga

IMG_0402

(EL TIZON DE NAVIDAD)

La tradición gallega de “O Tizón do Nadal” es, con toda seguridad,  otra de las tradiciones Celtas que se cristianizó.

Entre los celtas existía la costumbre de encender en la noche del solsticio de invierno, en honor a la diosa de la tierra, una tea hecha con madera de alguno de los árboles sagrados, puede ser de abeto, de pino, de abedul, aunque el árbol preferido para esta ceremonia es el Carballo, así se le llama en mi tierra al Roble.

IMG_0395

Cuenta la leyenda que si consigues que al Tizón le dure su brasa durante toda la noche y al llegar al amanecer todavía conserva parte de su calor, la suerte estará contigo todo el año.

Ya casi no importa de donde parte la tradición. Lo importante es que en algunos lugaresde Galicia sobre todo en las provincias de Lugo y Pontevedra, lo que se conocer como “Lume novo” reúne frente al fuego de ese tronco mágico en las cocina, o fuera, a la entrada de las casas, como nosotros hacemos, a toda la familia mientras se cuentan historias, se bebe y se ríe…

Y dicen que a esa fiesta familiar se unen también las animas de los seres queridos que  se fueron y que esa es una de las noches en que regresan para compartir el calor y la alegría de la fiesta.

IMG_0414

Una vez apagado, el tizón se guarda en un rincón de la casa porque aseguran que tiene poderes mágicos concedidos por la Diosa de la tierra y que en lugar donde se coloca nunca falta el pan en la mesa, el techo donde cobijarse y el amor con el que compartir. Parte de esa ceniza se usa cuando algo anda mal para espolvorear con ella la entrada o las entradas a la casa. Se dice que esa ceniza tiene el poder de alejar a los enemigos tanto visibles como invisibles.

IMG_1779

Es impensable en las ciudades poder mantener esa tradición solo unos pocos tendrían espacio para poder hacer este ritual, pero si bien no puedes tener encendido un tronco en tu piso si puedes quemar una pequeña rama de alguno de los árboles sagrados, sobre una base de laurel y cuando este ardiendo prender en su fuego una vela dorada o naranja en honor a la Diosa de la Tierra y mantenerla, aunque el tronco se apague,  junto el,  encendida hasta el amanecer. Luego tratar a ese tronco de la misma manera que si fuera mas grande, colocándole en un lugar de la casa y usándolo cuando fuera necesario

A la diosa de la Tierra no le importa la dimensión ni el tamaño de la ofrenda le importa mas que nada la intención.

Aun estas a tiempo. Sal y busca un tronco de alguno de los arboles que hemos mencionado, una vela dorada o naranja y unas hojas de laurel. Es fácil. Y ademas de recuperar una de nuestras tradiciones estarás evocando a la diosa de la Tierra. La Madre que sostiene y cuida de toda la Naturaleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: