PEDIR DESEOS EN EL ROBLE. PEDIR POR LA SALUD DE LOS NIÑOS

Todas las entradas etiquetadas como PEDIR DESEOS EN EL ROBLE. PEDIR POR LA SALUD DE LOS NIÑOS

EL ROBLE, EL ÁRBOL DE LOS DESEOS

Publicado 25 de agosto de 2016 por Cosas de meiga

 

1367251533_MarChella-Dryad-emailkkkk

Si tuviera que elegir un árbol de todos los que forman el conjunto de mi templo que es el bosque, ese árbol seria el roble.

La historia asegura que, en Galicia, a pie de ese árbol se hacían las asambleas y reuniones de los nobles y que bajo sus ramas se impartía la justicia y se promulgaban las leyes y los decretos.

Se dice que los Druidas preferían su sombra para realizar bajo ella sus rituales y por eso, además de otros significados, el roble se ha convertido en el árbol de la libertad, la justicia y el equilibro.

Y la leyenda, siempre mas allá de la historia, cuenta que dentro de cada roble habita una Moura.

Las Mouras, en mi tierra, son muy conocidas. Se cree que son seres benéficos y protectores sobre todo para los niños. Entidades mágicas con forma humana, hermosas y perfectas que tienen su morada dentro de algunos árboles y transitan por los senderos de los bosques, deteniéndose junto a las aguas de los ríos y de las pozas, para contemplar su propia belleza.

Dicen también que ellas tienen la facultad de devolver la salud a quien abraza su tronco sabiendo que esta abrazando a una Moura, a una deidad que reparte energía y fuerza.

Pero lo mas importante de todo es conocer el viejo secreto de las Mouras de los robles.

De todos es sabido que el roble tiene una serie de huecos en su corteza, en su tronco y me contaron cuando era muy niña que si introduces en uno de ellos una petición escrita de algo importante que necesites, la Moura que lo habita hará todo lo posible por que se te conceda.

Yo adoro a ese árbol.

En el, bajo su amparo, hemos realizado muchos rituales y hemos conseguido grandes logros, sobre todo cuando le hemos confiado a la Moura la salud y la protección de algún niño.

Busca en tu paisaje algún roble y visítalo con frecuencia. A las Mouras, como a todas las criaturas del bosque, les encanta la compañía de los humanos.

(La ilustracion es de Susan Schroder)

Anuncios