LUNA AZUL. LA MAGIA DE LA LUNA. RITUALES DE LA LUNA. DIOSA ARIADNA DE LA LUNA

Todas las entradas etiquetadas como LUNA AZUL. LA MAGIA DE LA LUNA. RITUALES DE LA LUNA. DIOSA ARIADNA DE LA LUNA

LUNA AZUL CEREMONIA DE TIERRA Y AGUA

Publicado 30 de enero de 2018 por Cosas de meiga

En el día 31 de este mes de Enero, en la madrugada, como ya te conté, se inicia la tan esperada Luna Azul y aunque, como todas las lunaciones, durará siete días, en este caso el día más importante es el Miércoles 31 por la coincidencia del eclipse.

Son días de Tierra y Agua bajo la Luna Llena.

Los rituales para celebrar este momento especial pueden realizarse tanto de día, como de noche. Pero si quieres que coincida con el eclipse, la franja en la que este se producirá es de 13:30 a 15:00 de ese día.

Lo ideal es salir al exterior, en contacto directo con la naturaleza.

Aunque en nuestro hemisferio, la diosa Ariadna disculpará a los que, el tiempo y sus inclemencias, no les permita hacerlo de esta manera.

En esta ocasión las personas del hemisferio Sur, que están en pleno verano, podrán realizar la ceremonia de La Luna Azul completa tal y como se hacía en la antigüedad, en los espacios abiertos.

Para ellos van, sobre todo, estas sugerencias.
Para ellos y para todos los valientes que se atrevan a formar un grupo y a salir buscando el contacto más directo con la Tierra y con La Luna.

Esta es la ceremonia de exterior para quien pueda realizarla.

El lugar para recibir la influencia lunar de manera más directa es cualquier espacio cerca del agua, en la playa, en un río, o cerca de una fuente.

En tu ropa deben predominar los dos colores de esta luna, el blanco y el azul.

Adorna tu pelo con flores azules y cuelga de tu cuello algún amuleto que represente a la diosa: símbolos lunares, nácar, cuarzo blanco…

Si vas en compañía y decides oficiar esa ceremonia estos son los pasos que debes dar:

Lleva contigo una copa, o un cáliz, para recoger el agua del lugar que hayas elegido, ya sea una fuente, un río, o una playa.

Debes bendecirla levantando ese cáliz a la altura de tu frente y diciendo estas palabras:

“Bendecimos esta criatura de agua para que, al señalar con ella nuestros cuerpos, ellos queden a salvo de toda maldad y con ellos, el alma que los habita”.

Luego, cada persona ha de ser ungida con el agua, marcando, con el pulgar de la mano derecha mojado en ella, la señal de la cruz, que para nosotros es la señal de los cuatro elementos: En la frente, en las palmas de las dos manos y en el empeine de los pies.

El primer paso de esta ceremonia es, como has visto, mojar tu piel y si estás en tiempo de calor y has escogido un lugar cerca del agua, puedes bañarte por completo.

Si es así ya no necesitas el cáliz, puedes decir esas mismas palabras para bendecir el agua antes de meterte en ella.

Luego, entra en contacto con la tierra: puedes arrodillarte y tocarla, o tenderte en ella boca arriba para absorber toda su fuerza bajo la atenta mirada de la diosa.

En contacto con la Tierra encomiéndate a Ariadna con estas palabras:

“Estamos aquí, mi Diosa, en esta, tu noche, para ser una parte más del agua de tus mareas y un puñado más de la tierra que se renueva y vivifica bajo tu influjo poderoso”.

Siente que estás limpia por fuera y por dentro.

Luego haz un circulo de poder con tu gente, con las manos unidas y las frentes levantadas hacia el cielo.

Solo has de pronunciar el nombre de la diosa con suavidad y ternura y pedirle, con tus palabras, que conceda a las personas que se han reunido bajo su influjo, la protección, la salud, la suerte y la capacidad de ser mejores.

Termina ese momento abrazando a cada uno de los amigos que te han acompañado, hazles saber que te inunda el amor hacia ellos.

No hay nada que a la diosa Ariadna le guste más que iluminar la escena donde las personas se aman.

¡¡FELIZ LUNA LLENA AZUL PARA TODOS LOS MIEMBROS DE ESTE AQUELARRE MÁGICO!!

Anuncios

RITUAL DE LA LUNA AZUL Y EL ECLIPSE

Publicado 29 de enero de 2018 por Cosas de meiga

Hay dos colores fundamentales para que la segunda Luna Llena de enero nos abra el camino hacia Ariadna, su diosa: el blanco y el azul y en este caso es importante señalizar también con el color naranja al Sol, por ser parte de la magia del eclipse con el que coincide esta lunación.

Si quieres aprovechar este momento realmente poderoso necesitas:

Una vela blanca, para representar a La Luna Llena
Una vela naranja, para representar al Sol
Una vela azul, para representar al planeta que interferirá entre esas dos luminarias.

Algunas flores azules. Las del romero que acaba de florecer me parecen preciosas, y es las que voy a utilizar. Otra opción importante son las orquídeas, las flores típicas de La Luna. Pero puedes usar las que tengas a mano.

Tres varillas de incienso natural.

Si tienes algún amuleto que puedas asociar con La Luna, le dará un toque intimista a ese ritual. Yo voy a poner mi amuleto de bruja celta, porque su simbolismo lunar.

También puedes añadir alguna concha de nácar en este altar, para usarlo como soporte de las tres varillas de incienso, porque ya sabes que Ariadna adora el brillo del nácar.

RITUAL

Has de colocar las tres velas -aunque yo casi siempre trabajo con velones- en línea. A la derecha la vela blanca, a la izquierda la vela naranja y en medio, representando el eclipse, la vela azul que simboliza al planeta Tierra.

Junto a ellas las flores azules.

Delante de las velas, las tres varillas de incienso prendidas en algún soporte.

Y si tienes algún amuleto, como te he dicho, también va delante de las velas.

PRENDES LA VELA DEL CENTRO, LA AZUL Y DICES
– “Por un breve espacio de tiempo serás muralla y contención.
Te pido que trasmutes la energía y la devuelvas a sus dueños”

PRENDES LA VELA NARANJA Y DICES.
– “Tu luz, Sol, queda oculta, pero no apagada”

PRENDES LA VELA BLANCA Y DICES.

– “Mi diosa Ariadna, límpiame con tu poder, deja mi ser blanco y puro,
para recibir las bendiciones que la vida me depara.
Ilumíname, purifícame, lléname con tu luz.
Dueña de la Noche, poderosa señora de las mareas, escucha mis peticiones”.

TIENES QUE PEDIR LO QUE NECESITAS, SOLO UNA PETICION Y HAS DE VISUALIZARLO COMO SI ESTUBIERA YA CONCEDIDO.

Y termina el conjuro con estas palabras:

– “Para que con tu poder me ayudes a conseguir lo que necesito, para que mis metas se cumplan y sean realidad”

SI NO TIENES TODO LO QUE SE NECESITA PARA ESTA PEQUEÑA CEREMONIA, UNA VELA BLANCA CON ALGUN AMULETO O SIMBOLO DELANTE DE ELLA TE BASTARÁ.

PERO SOLO SI NO TIENES OTRA FORMA

Te contare en el siguiente post, como hacer el ritual en grupo y en el exterior.