VELON DE LA NOCHE DE LOS ESPIRITUS

Publicado 26 de octubre de 2017 por Cosas de meiga

(Fiesta Celta de Samhain)

Como todos sabéis, la cultura celta no admite la muerte. Para los que practicamos esta vieja religión morir es únicamente cruzar un umbral, pasar a otro mundo.
Todos tenemos, estoy segura, seres a los que no podemos, ni queremos olvidar. Personas maravillosas con los que nos unen lazos tan fuertes, tan sólidos, que nada ni nadie podría debilitar.
Y a esos seres son a los que, en cada casa, debemos recordar, honrar y agradecer.

Incluyendo en ese agradecimiento no solo a las personas que hemos conocido en vida, sino a todos aquellos que, porque existieron, nosotros llegamos a ser y a existir.
Nuestros ancestros.

Hay muchas tradiciones y rituales que te iré contando para esa noche de Samhain, pero esta es muy sencilla.

Se dice que este es el momento de hacerles saber que creemos en ellos, que los tenemos presentes para que continúen velando por nosotros y nuestras familias.
Necesitas un velón blanco, sal blanca, varillas de incienso natural y un papel donde escribir tu balance.

Escribir tu balance del año de la siguiente manera.

Elige tres cosas en las que sabes que has fallado. (No me digas que no has fallado en nada porque no te vamos a creer ni ellos ni yo).

Y tres cosas que sabes que has hecho muy bien.

Y las escribes en un papel. Primero las que has que no has hecho bien, y a continuación las que has hecho bien.

No te preocupe como hayan salido esas cosas, es decir si has intentado algo pero, no lo has conseguido, eso cuenta.

Has de hacer esta pequeña ceremonia cerca de una ventana…

Se coloca la sal en un platillo, marcas en ella el símbolo de la espiral con el dedo índice de la mano derecha.

Se pone en el centro de la espiral el papel doblado en cuatro.

Encima el velón blanco.

Al lado las tres varillas de incienso prendidas.

Y por último prendes el velón.

Puedes decir unas palabras para agradecer a tus seres queridos sus cuidados, sus sugerencias (nuestro seres queridos son ángeles que muchas veces nos envían señales y sugerencias) y su ayuda.

Las palabras pueden ser las que tú quieras.

Pero estas son las que yo aprendí de niña y os las dejo por si os pudieran servir.

“Vengo aquí en este día y a esta hora para honrar vuestra memoria y declaras mi amor y mi agradecimiento a todos aquellos que veláis por mí y por nuestra familia desde ese lugar de paz.
Os pido que me ayudéis a ser digno de vosotros, admito mis errores. y prometo enmendarlos.
Os hago, a la vez, participe de mis pequeños logros.
Y pido vuestra constante ayuda.
Para que ninguno de vosotros tenga jamás que avergonzarse de mí, ni de los míos.”

Deja el velón encendido un buen rato, si el sitio donde lo colocas es seguro es bueno dejarlo toda la noche.

Has de quemar el papel que escribiste antes de que la vela se apague, yo suelo hacerlo una hora más o menos después de haberlo encendido.

Seguiremos hablando de Samhain, de la fiesta donde los dos mundos se unen en uno solo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: